Slider

Lo + visto

20 de septiembre de 2017

AUTOMASAJE FACIAL



Buenos días, hace tiempo me pedisteis un post sobre el auto masaje facial, así que vamos a por él.

Con un masaje facial conseguiremos un rostro más relajado y descansado pero además de eso favorece la circulación, retrasa la aparición de arrugas y atenúa las que ya tenemos.
Es muy importante ser constante al igual que lo somos con las cremas a diario, el automasaje facial es recomendable hacerlo tres veces por semana, solo nos va costar diez minutos.


Lo primero y más importante es limpiarnos la cara antes de empezar, yo lo hago con el agua micelar de sesderma de la que os hablaré más detenidamente en otro post.

Una vez que la tengamos limpia la hidratamos, yo para una hidratación que me facilite el masaje lo hago con el aceite seco de Nuxe del que os hablé aquí y como ya sabéis se puede utilizar para cabello, cuerpo y rostro.
El masaje consta de tres pasos, el primero, una sonrisa, el segundo, masajear nuestra mirada y tercero, entrecejo y frente. ¿Empezamos?



Primer paso:  Una sonrisa para trabajar la zona de las mejillas.
Con este sencillo gesto tersamos los músculos de las mejillas haciendo que se levanten. Pondremos el dedo índice y corazón de ambas manos en las mejillas y lo que haremos es empujarlas un poco hacia arriba y hacia abajo sin hacer mucha fuerza. Así luchamos contra la caída de la piel y ejercitamos los músculos de la cara reforzando su tonificación, lo repetiremos 5 veces.



Segundo paso: Masajeando nuestra mirada
Para tonificar nuestra mirada pondremos los dedos índice y pulgar por encima de la ceja para tirar de ellas (como en la imagen) haciendo poca fuerza pero manteniéndolas así 10 seg. Así evitaremos el descuelgue de los párpados y reforzaremos todos los músculos de esta zona. Hazlo 10 veces.
En la zona de los parpados haremos un masaje mucho más suave. Solo tienes que pellizcarlos un poquito para separarlos un poco del ojo. Manténlos así durante unos 5 segundos, masajeándolos con los dos dedos con los que mantienes el párpado en este pellizco suave. De este modo reactivamos la circulación del párpado. Repítelo 10 veces. 


Tercer paso: Entrecejo y frente
Para reducir las típicas arruguitas del entrecejo, reactivar la circulación de esta zona y relajar las tensiones acumuladas. 
Situaremos nuestro dedo índice en el entrecejo y daremos un masaje circular, consiguiendo así que el músculo se mueva y se reactive la circulación. 


Ahora nos centrarremos en las sienes, coloca tus dejos índice y haz un masaje circular en cada lado de tus sienes. Durante al menos tres minutos. Todos estos movimientos reactivan la circulación de la sangre de esta zona.
Este automasaje facial dura poco más de diez minutos. Cuando termines, no tienes más que aplicarte tu crema hidratante habitual. Repítelo tres veces a la semana, y verás como poco a poco notas tu piel y tu rostro con más luz y más descansado

6 comentarios :

  1. Pues voy a tener que hacerlo, por que nunca se me había pasado por la cabeza la importancia que tiene hacerse automasajes faciales. Muchas gracias por compartirlo con nosotras, esta noche lo voy a poner en práctica.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cuesta nada.. y los resultados seguro que se notan...

      Eliminar
  2. No tengo mucha idea de automasajes faciales pero cuando me pongo la crema de noche me doy bastante masaje en la cara, no se por que pero tengo la costumbre!
    Como veo que encima ayudan, seguiré con ellos, jeje
    Tengo que probar este producto por cierto
    Besotes y feliz finde!
    Nuria

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy útil! La verdad que siempre he querido aprender a hacer este tipo de masajes. Considero que son muy relajantes y tienen que venir genial con la rutina facial por la noche. Me apunto todo y lo pondré en práctica :)

    ResponderEliminar
  4. esta misma noche me lo voy a hacer... ¡tiene que ser super relajante!
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar

Design: WS
Angy Closet © 2016.